El followback me toca los círculos | Oloblogger Creo que la discreción es unas de las características en mi deambular por Internet y sobre esto pued...

2 de abril de 2012

El followback me toca los círculos

Creo que la discreción es unas de las características en mi deambular por Internet y sobre esto pueden opinar todos los que me conocen. A los que no no hace falta que le preguntéis, lo confirman de forma tácita precisamente por no saber ni que existo.

Comento esto porque en esta ocasión voy a ser políticamente incorrecto, pronunciándome en contra de una costumbre ampliamente practicada y que parece del gusto de muchos. Y si no es así, con sus artículos y sobre todo sus acciones, parecen demostrar los contrario ¿No has leído sobre la forma más rápida de conseguir seguidores en Twitter?


Nadie me sigue
Alt1040: Proyecto FollowBack. Cuando
el ego le gana a la interacción
Pues directa o indirectamente, casi todos coinciden en que la manera más eficaz de conseguir un buen número de followers en poco tiempo, es siguiendo a otros que nos interesan, a aquellos que siguen a esos, a los que siguen a los que siguen a los que nos interesan y así hasta dónde queráis... Vamos, que sigamos a todo el que se ponga a tiro a ver si conseguimos el followback.


Sobre este término y otros similares relacionados con Twitter, ya tuvimos un monográfico hace unos meses, pero por si acaso todavía necesitas un libro como este, aclararemos que más o menos se trata de una extendida costumbre consistente en seguir a alguien en una red social, pero no de manera espontánea, sino después de que esa persona nos haya comenzado a seguir de manera previa a nosotros. El resultado obvio es que se produce un seguimiento recíproco, mutuo... al menos en un principio.


El término supongo que se acuñó en Twitter en referencia a sus Followers, pero creo que podemos aplicarlo para cualquier otra red: Amigos en Facebook, Círculos en Google Plus, Seguir en Tumblr, en Pinterest, Contactos en Linkedin, etc.

En el artículo ¿No me sigues? Pues yo tampoco, cuyo título me recuerda a esas discusiones entre niños en las que tanto se utiliza el "Y tú más...", se explica bastante bien cómo funciona todo esto.


El crimen del unfollow
Y he aquí mi opinión. Salvo contadas ocasiones en que sigo a alguien porque realmente es mi colega, lo he desvirtualizado en algún encuentro en vertical -que dirían los radioficionados- o tengo algún tipo de afinidad personal, en todos los demás casos me lo pienso dos, tres, cuatro o incluso más veces, antes de seguir a alguien.

Me pasa igual que con la compra de un disco (1). Si el que lo edita es amigo personal mío, probablemente lo compre casi sin saber cómo suena ninguna canción. Sin embargo para comprarme el último éxito de Camelitos, o tengo claro que me gustan al menos el 60% de los temas (más o menos) o mejor no me dejo en él la pasta para sólo tener una canción buena. Aclaro: buena para mi propio gusto o mis necesidades auditivo-mentales-recreativas. Cada cual tiene el suyo como no podía ser de otra manera

Pues con las redes sociales igual. Para seguir a alguien mi criterio es que la mayoría de las cosas que comparta me interesen. No me aporta nada seguir a usuarios en los que a duras penas encuentro algo que de alguna manera pueda ser útil para mí. Y la utilidad puede manifestarse de muchas maneras; puede ser algo práctico o simplemente una imagen que me haga sonreír.

La excepción es cuando el sistema o la red, no permite acceder a contenidos si no hay una conexión recíproca, como pasaba en el caso de los Amigos en Facebook. Bendito el día en que permitieron las suscripciones públicas sin necesidad de esa conexión. Ahora lo complicado es ir depurando...


Supongamos que hubiera decidido seguir gente de manera indiscriminada con la intención de conseguir el followback. Me pregunto... ¿Van a leer algo de lo que escribo? ¿Me sirve para promocionar de alguna manera mi contenido si se supone que casi todos damos difusión a lo que nos gusta, para lo cual previamente hay que leerlo? ¿Si tengo 5.000 seguidores que no les interesa lo que publico, qué tengo realmente? Pues eso, un casillero con un número muy grande de seguidores sin ningún valor añadido, ni para mí, ni para ellos.


Casi todos los días hay alguien que se apunta a mi timeline, pero es casi más habitual que pasado un tiempo -a veces sólo unos minutos- ese mismo deje de hacerlo. Los motivos parecen evidentes porque lo que es improbable es que haya podido comprobar la utilidad de mi contenido para él/ella en un lapso tan corto de tiempo.

Puede que la razón de su rápido abandono sea que les haya parecido descortés el no seguirlos, pero ¿de verdad es descortesía no seguir a alguien cuando ese alguien sólo pretende recibir un followback? No sé. Habrá opiniones para todo, pero la mía es que no. No hago cuenta de si los que sigo me siguen y por tanto, aplico la misma regla al contrario. Para mí estas redes son sólo medios con los que recibo y emito información. No exijo reciprocidad ni tampoco me gusta que me la exijan a mí por activa o pasiva. ¿Alguien lee tu blog simplemente porque le dijiste que tú lees el suyo o a la inversa?


En otro orden de cosas, tengo una zagala que ha descubierto Twitter (forzada por las circunstancias de una de sus asignaturas) y es raro el día que no añade a una superstar a su timeline. Supongo que hasta les manda menciones de vez en cuando a ver si con suerte alguna le contestan. Para ella va esta conclusión fundada: A los famosos de Twitter tu vida no les importa.

En fin, cada cual es libre de usar los medios como se le antoja, pero hasta los más conocidos se dedican a hacer followback masivo ¿alguien sigue creyendo que Britney Spears lee realmente a sus 416.000 seguidos, Barack Obama a sus 680.000, Downing Street a más de 380.000, Lady Gaga a 139.000 y, terminando con los ejemplo, El País a más de 45.000?

Por cierto, que repasando datos anteriores, casi todos los citados tienen prácticamente el mismo número de seguidos que tenían hace un año. Algunos incluso han reducido en varias decenas de miles sus seguidos en los últimos meses. Curioso que ya no sigan haciendo amigos con lo rápido que lo hacían al principio. Otro apunte: Por qué seguir a centenares de usuarios


En fin, que cada uno haga lo que le de la gana; pero por favor, que no me vengan con molestias o mosqueos cuando los demás no hagamos lo mismo. Cómo dicen los anuncios de bebidas espirituosas, usa las redes sociales, pero con moderación. Las cosas no son buenas ni malas por si mismas sino por el uso que le demos.

Humor Twitter
Autoliniers

Esperando a comprobar el número de seguidores que caen tras la publicación de esta entrada...

¿Vemos otro post al azar por si le encuentras utilidad o quizás prefieres ser más metódico y suscribirte a nuestras entradas por correo? También puedes imprimir este artículo y por supuesto compartirlo en redes sociales si fue de tu agrado.

Compartir
Copy URL

Y muchos más artículos interesantes si nos sigues en...

follow us in feedly

37 comentarios :

  1. Lo peor es que resulta hasta gracioso cuando lo hacen, porque los hay que incluso lo tuitean ("te hago unfollow porque no me diste follow"), pero bueno... xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un off-topic cambiando de tercio. Tú que eres aspirante a artista ¿cómo es que todavía no me has mandado ningún diseño? ;)

      Eliminar
  2. Yo te sigo desde hace años en blogger fb, feedburners y twitter y nunca me ha interesado que no lo hagas a cambio.

    Por cierto, un gusto leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿En tantos sitios? XD Si en todos publico casi lo mismo. Eso es un fan, sí señor :D

      Eliminar
    2. Si señor, soy su fans. :P

      Eliminar
  3. Dejando aparte que tienes más razón que un..., me gustaría puntualizar que no es lo mismo adoptar la actitud que tú tienes, de la que haces gala en esta entrada, cuando tus seguidores se cuentan por miles, es decir, cuando tu situación es boyante en lo que se refiere a la mayor parte de las estadísticas, que cuando alguien está, digamos, en un estado más bien menesteroso.

    Por ejemplo, yo no puedo darte datos de Twitter o Facebook porque ni siquiera estoy dado de alta en estas redes, pero te confieso que, hasta ahora, cuando alguien que no conozco me ha agregado a sus círculos de Google+ yo he hecho lo propio (eso sí, relegándolo al círculo de los "desconocidos") porque no me supone ningún esfuerzo y me parece más bien como un acto cortesía, y aún así son tan pocos que apenas me faltarían dedos si me pusiera a contarlos con los de ambas manos.

    Otra cosa son los comentarios, que, aunque son muy escasos en mis blogs, no me da la gana hacer un seguimiento (salvo honradas excepciones) de las escasas personas que comentan, ni mucho menos comentar en sus blogs respectivos con la esperanza de que vuelvan, por la sencilla razón de que eso lleva tiempo y, fundamentalmente, porque quizá no me interesa lo que ofrecen. Prefiero que no comente absolutamente nadie antes que tener que plegarme a esa servidumbre de estar correspondiendo, y me consta que hay gente de esa ralea que ha dejado sus comentarios en mis blogs, pero, como digo, no me ha dado la gana y por mí todavía pueden estar esperando a que les lea y les comente.

    Ahora bien, después de este largo preámbulo, la gran pregunta: ¿qué harías tú, Oloman, en unas circunstancias parecidas?, ¿influiría en algo (con honestidad) si tus números destacasen por su enorme escasez? ¿No sucumbirías a la tentación en la forma de una acusada propensión a la followeritis?

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hace falta que me aclares que conteste honestamente. Creo que me conoces bastante e imaginas que si lo hago (contestar) es porque será de esa manera. Cuando calle te permito la duda, porque es posible que sea debido a que me estoy mordiendo la leng... la tecla, para así no tener que mentir y evitar con ello una verdad inconveniente.

      Por mi parte, lo que no hace falta es que imagine la tesitura que me planteas porque la he tenido. Este blog empezó con 0 (cero) seguidores, mi cuenta de Twitter igual y así con cualquier red en la que actualmente me puedas encontrar. Salvo en Facebook (por lo de la reciprocidad obligada), sólo seguí a aquellos cuya tipología comento en la entrada; básicamente amigos y gente que me aportaba "algo" de MI gusto.

      Y en esas me mantuve, porque no soy una empresa, no tengo que vender nada, ni dar ninguna imagen concreta ante los clientes. Muchos que comenzaron después me pasan de largo con cientos, miles y decenas de miles de seguidores ¿Y qué? Ellos sabrán para qué les sirven si son de compromiso. Los pocos o muchos que tengo creo que son auténticos y eso es lo que más me place.

      Que algunos me hayan "descubierto" no ha sido por seguir indiscriminadamente, cosa que por otra parte no creo que se logre con followback masivo; ni por ir comentando sin fuste por aquí o por allá y/o haciendo la pelota al personal -conozco casos-. Lo achaco a la constancia en el "trabajo" y sobre todo a la suerte. Sabemos que sin el primero es difícil tener la segunda, pero la segunda tiene que existir para que el primero se llegue a ver. Y por lo que parece, yo de suerte he tenido un rato.

      Siempre encantado de sus parrafadas D.Carlos ;)

      Eliminar
    2. De sobra sabía que sobraba el honestamente, como si no nos conociéramos, ya sabes que de vez en cuando me gusta provocar y como la cosa iba, según reza en el título, de "tocar los círculos"... ;)

      El hecho de que hayas respondido a mi parrafada con otra parrafada espero que sea algo espontáneo, que has hecho por propio gusto, y no un intento de corresponder para que así en otro comentario ponga más parrafadas. De ser esto último lo llevarías claro, porque yo sólo pongo parrafadas cuando me apetece y considero que la ocasión lo merece, así que, por favor, no sigas intentándolo.... XD

      Me has hecho reír con el Don Carlos, ¿te acuerdas de una anécdota que protagonizamos años ha con el dichoso "Don"? Qué manera de vacilar y cómo me reí a costa de eso, que me perdone la persona en cuestión, pero todavía me acuerdo, qué tiempos.

      Eliminar
  4. Hombre, yo tengo unos 200 seguidores que son más o menos los que yo sigo y todo relacionado con los viajes.
    Y como anecdota, diré que un día me encontré con que me seguía Barack Obama (lo mencionas en tu post), y la verdad es que no sé de que va la cosa ;-)
    Interesante post, como siempre
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Coño Gildo! Tú si que eres famoso. Barack Obama ¡personalmente! Fantástico ¿no? :D

      Así son las cosas ;)

      Eliminar
  5. Excelente artículo. A mí me sucedió lo contrario cuando usaba Twitter: me sentía más a gusto con muy pocos seguidores (jamás tuve más de 30). Cuando dejaban de seguirme no hacía aspavientos pues nadie está obligado a seguir a alguien cuyo contenido no es ya de su interés. Nunca he entendido por qué ese hambre de tener cada vez más seguidores si lo importante, creo yo, es expresar las ideas (los seguidores llegan en consecuencia; no es necesario buscarlos con métodos forzados). Creo que los buscadores del "followback" están distorsionado la finalidad de Twitter en aras de una "popularidad" virtual.

    Un saludo, Oloman.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido contigo en eso de que los seguidores no dan la felicidad, por decirlo de otra manera. En ocasiones me ocurre que me viene la responsabilidad encima cuando me doy cuenta de que un buen montón de pares de ojos observan todo lo que escribo.

      Afortunadamente sólo me pasa esporádicamente. La parte mala es que seguro que algún día meteré la pata a fondo, pero en fin...

      Esta misma tarde alguien publicó en Twitter un pequeño comentario que hice en su sitio y me dió cierto pudor, porque cuando comentamos -al menos a mí me pasa- casi nunca somos conscientes de que en este medio, todo es absolutamente PÚBLICO, no privado.

      Eliminar
  6. ¡Amén! Soy bastante reacia o selectiva a la hora de seguir a alguien y el hecho de que me sigan no es argumento para que yo lo haga. Eso de ser un número más en la lista de alguien ni lo entiendo ni me gusta, me da igual la red que sea.

    Y aprovechando eso de que el Pisuerga pasa por Valladolid :D
    En el blog tengo marcada la moderación de comentarios ¡sin palabreja de verificación! desde que lo abrí, pero ahora, no sé si por los cambios de blogger o que, aparecen los captchas si o si y no soy capaz de eliminarlos.
    En la configuración marco que "no", guardo los cambios y bien, pero siguen saliendo. Compruebo de nuevo la configuración y vuelve a aparecer el "si", lo cambio otra vez y lo mismo ¡SOS!

    Besos enormes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede que te aparezca el sí, pero acabo de dejar un mensaje estúpido pensando que me iba a salir el captcha antes de enviarlo del todo ¡y no ha sido así! :D No. No tienes verificación con palabras.

      Eliminar
    2. De estúpido nada que me ha hecho mucha ilusión ¡Gracias mi niño!
      Besazos enoooooooooooooormes

      Eliminar
  7. Seguir por seguir desde luego es una coña... a mi me se empezaron a acumular mas de 500 siguiendolos y ya es dificil de gestionar...al final hice poda. Y al final de todos voy pensando que con no mas de 100 puedes juntar a los mas intimos y los que son mas esporadicos y te interesa lo que dicen. Seguir a tantos te forma un buen problema.

    Saludos, Kiko.

    ResponderEliminar
  8. Oloman, más que preocuparme :) me han causado gracia tus palabras.
    ¿Cómo se hace para seguir a tanta gente?
    A mi me da vergüenza ajena cuando alguien me reprocha si no lx sigx por Face, si saqué su blog.

    Por cuestiones personales prefiero que no me siga Obama y cualquier presidente/a. Saludos!

    ResponderEliminar
  9. Muy buen artículo, la verdad no puedo decir que tenga miles de seguidores, pero como también lo pienso, prefiero unas decenas a las que les interes el contenido que escribo que cientos a las que solo les da la manía de agregar.

    Aprovechando el comentario, quisiera sugerirte un tema, sobre los últimos cambios de Google y cómo afectan el SEO y los rankings de los blogs (el mío ha caído fuertemente desde estos cambios). Un abrazo desde el Neoverso. ¡Nos leémos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantaría, pero realmente no veo una causa-efecto en los últimos cambios de Blogger. Al contrario, los nuevos cambios podrían ayudar a mejorar el tráfico a una página, pero no veo motivo para que hagan lo inverso.

      He leído que Google ha ajustado un par de veces su algoritmo en los últimos meses. Puede que la causa esté ahí. Yo no puedo darte referencias porque con el cambio de dominio mis números bajaron a la tercera parte de lo habitual y ahora todavía están en fase de recuperación.

      Eliminar
    2. Bueno, habrá que esperar a que se aclaren los nublados del día, como decimos en mi país. Gracias por responder.

      Eliminar
  10. Pues fíjate que yo pienso exactamente lo mismo. No hay nada más triste que una cuenta con miles de seguidores, pero que no interactúan. Es mucho mejor tener menos seguidores, pero que participen realmente: comentando, respondiendo y opinando.

    Yo estoy muy contento con mis seguidores, y también con la gente que sigo. En twitter no uso listas, porque aún puedo abarcar (más o menos) todo el timeline, y espero que siga así. Si siguiese a cientos de cuentas, dejaría de usar Twitter/FB/G+.

    ResponderEliminar
  11. aunque cuando empecé con Twitter no le vi el qué, ahora disfruto muchísimo leyendo mi timeline cada día y compartiendo risas. estoy en Twitter porque quiero y sigo a quien quiero, por lo que no obligo a nadie a leerme a diario las tonterías que digo

    no le veo el sentido a seguir 1000 personas y que te sigan 1000, en serio alguien es capaz de leer un timeline formado por 1000 peronas?

    y lo que me hace más gracias, esos supuestos profesionales de Social Media que siguen a 5000 personas y que son seguidos por otros tantos, que pretenden demostrar? porque es un claro follow me and I follow back, no creerán que con eso demuestran que son influyentes

    en fin, que creo que se debe ser honesto y no engañar. yo disfruto, y espero que siga así por mucho tiempo. y si nadie me quiere leer, pues que le vamos a hacer

    gracias por la reflexión

    ResponderEliminar
  12. Si es que te tengo hasta que querer! Me estás convirtiendo en tu adicta, en serio. Me subscribí con muy buen criterio y te leo cada día en mi correo. Cuando das explicaciones (la mayoría de las veces, como no suelo entender cómo hacerlo, lo llevo directamente a la carpeta que creé para ti en mi mail y me digo: "Para cuando sepa más"... En fin. Y eso que no te sigo en TW! jajajajajaj.
    Tienes toda la razón, de verdad.
    Por cierto, no diseño (ya quisiera yo) pero estuve mirando las propuestas que te mandaron y me gustaron mucho las primeras (eran del mismo) pero con las herramientas del que había puesto mucho en poco espacio. A ver, el logo beige con la llave maestra (que nos dice que nos enseñas las tripas de los blogs) y poco más (inicial..).
    Bueno, por si te sirve de algo mi comentario.

    Que te sigo con mucho cariño y que algún día me pondré a estudiarte. Por ejemplo, lo primero, recuperar el poder entrar directamente a mis entradas sin tener que ir paso por paso porque nos han quitado esa opción.
    Abrazosss

    ResponderEliminar
  13. Llevas mucha razón, pero esa guerra le viene bien, sobre todo, y como de costumbre, a las propias marcas, que se hacen apuestas entre sí para subir su nombre hasta las nubes. Porque saben que viene la segunda parte si se paran, que nada es para siempre, que mañana su idea más innovadora será ya humo.
    Lo cierto, y volviendo al tema central, es que a mi apenas me queda tiempo para ir programando cosas nuevas en los distintos blogs y vivir un poco. Como le pasa a Beatriz, te sigo con deleite y me sirven tus lecciones para estar un poco al día en este mundillo, mundazo ya, de los blogs.

    Salud2

    ResponderEliminar
  14. De verdad que me cuesta no contestaros a todos individualmente, pero tampoco quiero ser omnipresente y que el blog esté lleno de comentarios míos. Ya hago bastante consultando consultas directas y prefiero los vuestros... fundamentalmente porque yo ya me tengo muy oído.

    Así que perdonadme por hacerlo en esta ocasión saltando un poco de uno a otro y concentrando la respuesta:

    No lo dije, pero como comentáis algunos y refiriéndome a Twitter, yo no soy capaz de tener un TL con mucha gente. Sigo a gente que tiene mucho contenido interesante para mí y no me gusta perderme nada y eso ya es imposible para mí con los de ahora. Si hicieran un par de tweets al día quizás sí, pero no es el caso.

    También tengo una decena de listas, pero en realidad sólo uso habitualmente una con la misma temática que este blog. Las otras no me da tiempo de seguirlas. Admiro a la gente que es capaz de gestionar toda la información que se puede obtener de Twitter, pero supongo que están muy centrados en esa red. Yo apenas tengo tiempo para el blog.

    Con respecto a las marcas comerciales, son evidentemente las que más "provecho" sacan de esto, pero hay muchos usuarios particulares en la misma línea. Todas las posturas son de respetar, pero como creo que dejé claro, no me gusta esa práctica y mucho menos que me riñan por no seguirla, nunca mejor dicho.

    ResponderEliminar
  15. Yo al principio como no sabia como funcionaba el dichoso twitter cai en eso de seguir a todo el mundo inundandome con el tiempo de mensajes que no me interesan y al final solo sigo lo que me interesa como este magnifico blog.

    ResponderEliminar
  16. Me di cuenta de la barbaridad que he hecho estos años de devolver el follow a la gente desde que abro la cuenta de Twitter con el móvil. Seguir la pista a un timeline de más de 400 twitteros, en un cacharro de esos, es una hazaña.

    Además, el otro día me dio por mirar a quienes sigo, uno a uno, y me di cuenta de lo que comentas en el post: muchos le dieron al follow de mi perfil primero para ver si conseguían el followback, y parece que una vez que lo conseguían, me eliminaban de su timeline. De esta manera parece que pretendían subir su cuenta de followers sin subir la de seguidos... ¡Como si se sintieran más importantes o famosos por tener más seguidores que seguidos xD!

    Desde hace unos meses soy más selectivo con quienes me siguen, más todavía desde el día que se me ocurrió ver en detalle quién me seguía y quién no. De esta manera se me hará más llevadera la experiencia las pocas veces que entro en Twitter. Y aún será mejor el día que haga una "poda", como decía más arriba Kiko. Y me quedaré tan a gusto, o más, que tú el otro día con este post ;)

    Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
  17. Yo solo sigo personas interesantes y que aporten a la sociedad información de gran utilidad y de primera mano, no me interesa que me sigan.

    Así que Oloman, tu sigue compartiendo que la verdad eres una gran ayuda a personas como yo.

    Saludos y que continué el éxito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Éxito? ¿Qué éxito? Bueno, gracias igual por la intención que se te supone con ese comentario ;)

      Eliminar
  18. Bueno, me ha gustado este artículo y el tema que tocas, para algunos sin importancia pero para otros que nos está dando lata. Había un momento en el cual cuidaba muy bien a cada persona que seguía, en cualquier red social, pero llegó un momento en el que me dije que mis listas de personas que seguían estaban completas, por lo que en teoría ya no debería seguir a nadie más, pero lo cierto es que me di cuenta que nada me cuesta agregarlos y relegarlos a una lista secundaria. Debo decir que las veces en que leo esta lista de "desconocidos" son muy muy pocas. Hasta hoy esto me ha funcionado pero creo que ya en poco que tenga muchos a quien seguir si dejaré de hacerlo mutuamente. Todo tiene un límite también =)

    ResponderEliminar
  19. He estado husmeando en tu blog y es uno de esos que YO considero que vale la pena seguir, entonces que así sea.

    Muy buen articulo, expones una opinión que va de la mano de la verdad que muchos no reconocen padecer. Por suerte yo gozo de buena salud y no padezco ningún mal informático.

    ResponderEliminar
  20. Husmear es un verbo que me gusta ;)

    ResponderEliminar
  21. Hallo...siempre me ha parecido super patetico estar pidiendo seguidores o que te recomienden,esto lo he escrito mas de una vez en twitter..:-)

    Y me ha pasado mucho,me siguen y a al poco tiempo me dejan de seguir.
    Siempre respondo mis menciones,para mi es de mala educación no responder...-))
    Mas patetico me parecen las tipas que enseñan "sus tetas" o el culo para tener seguidores.
    Mas de uno sabe a que atenerse conmigo en twitter,entiendo que muchos me siguen por los Blogs,pero yo me fijo en lo que la gente escribe.
    Cuando leo gente muy grosera no me gusta.
    Una cosa es escribir tonterias, soy muy bromista,pero para mi escribir tantas groserias...no me agrada leer tantas groserias.
    Cada quien lee en twitter lo que quiere.
    Saludos de nuevo,desde Venezuela...-)

    ResponderEliminar
  22. Tiene usted mucha razón y es muy asertado en lo que afirma. Hará cosa casi de un mes que he comenzado con un blog y previamente abrí una cuenta de Facebook, más por necesidad que por gusto, y para mi sorpresa me encuentro con personas a los cuales incluí como "amigos" (debido a que no tengo página en ese sitio para incluirlos como fans) y además ya cuento con 2 seguidores, y curiosamente comentaba precisamente con mi hijo que me sorprendía el "interés" de esas personas y que no me sería novedoso si en el futuro se retiraban por no "seguirlos" a ellos.
    Desafortunadamente como le comentaba ha sido para mi más por necesidad en verme involucrada en las redes sociales y blogs por querer "promocionar" mi actividad de la cual dependo económicamente. Sin duda es aberrante lo que a veces se hace de estos medios, sin embargo, y pese a mi edad, debo adaptarme al entorno con todos los pros y los contras.
    Qué bueno y me alegra que tenga usted fuertes convicciones y le felicito por ello. Y gracias por compartir su conocimiento.

    ResponderEliminar
  23. Hola,

    Estoy investigando sobre el tema del follow-back y he dado con tu blog, no lo conocía... Estoy totalmente de acuerdo contigo. Precisamente una de las cosas buenas de Twitter es la asimetría. Si lo queremos convertir en un Facebook a lo bestia -porque aquí no conoces a tus contactos- mal vamos. Conceptualmente, si todos hicieramos estas prácticas todas las cuentas seguirían y serían seguidas por millones de usuarios... No tiene sentido.

    Ahora bien, quiero consultarte un tema particular relacionado con el followback, aunque no exactamente y que me des tu opinión si es posible. He creado una startup sobre una determinada temática. Imagina que es una red social de cocineros (me lo invento). No me interesa seguir a los miles de cocineros que hay en la red -no voy a leer sus timelines- pero se que si sigo por ejemplo a 2000, un porcentaje de ellos me va a hacer follow back, con lo que ganaré usuarios potenciales. Y sí se que el contenido que les voy a ofrecer a ellos les va a gustar. Mi pregunta es, qué hago?

    gracias

    Raquel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mi pregunta es si sigo a estos miles de cocineros porque se qué me va a dar sus frutos o no lo hago porque realmente no me interesan sus timelines y puede generar mala imagen?

      Eliminar
    2. Creo que mi opinión queda bastante clara en la entrada, pero en ningún caso me permitiría aconsejar o desaconsejar algo si no lo tengo absoluta y objetivamente claro. Pero es que además no existen las verdades universales y lo que a unos les puede venir bien a otros les puede ir al contrario.

      No sé, de verdad. Puede que en tu caso te venga bien hacer eso, pero lo de la mala imagen lo verás con el tiempo. De todas formas a la mayoría no les parece mal el followback, así que es muy posible que no te afecte ¿Crees que a los que cito en el artículo les fue mal? (Obama, Britney, etc.)

      Eliminar